Productividad, medida como sexo servidora

Según publicaciones del INEGI, globalmente la productividad laboral se mide en  base a dos enfoques: 1) volumen de los trabajadores, y 2) horas trabajadas.

Ahora bien, si partimos de la realidad mexicana en donde la mayoría de las empresas no remuneran por horas efectivamente trabajadas y en los peores casos ni siquiera “dan de alta”; se imaginan con quién asociaría un extranjero la productividad de “la mexicana”.

Con los una fábrica?; o con los de una sexo servidora?

Hablo en serio!

Por favor analícenlo. En la actualidad se escuchan políticos que se pelean por salarios dignos – y estoy de acuerdo- pero en sus discursos, siguen hablando de días laborales, cuando hoy por hoy las nuevas generaciones de trabajadores buscan alternativas contemporáneas donde puedan contratarse “sin compromisos” y por tiempo; pues prefieren literalmente “comenzar y terminar” la actividad contratada para libremente invertir el resto de su tiempo en otras actividades. Por ejemplo, estudiar, cuidar de sus hijos o simplemente actividades recreativas que equilibren sus vidas.

En fin!, replantearé mi explicación sobre el tema pero un poco más formal.

Entonces, cómo podemos medir la productividad mexicana. En grupo y según el número de los individuos?; o por tiempo individualmente aplicado?.

Al respecto, todos coinciden en que es incorrecto mirar “con el mismo lente”, la productividad laboral de un empleado de la industria de la construcción, que la productividad del colaborador de una prestadora de servicios profesionales.

Adicionalmente, es importante que estén al tanto, de que existen cuatro fórmulas internacionalmente aceptadas para medir la productividad laboral.

Dos son las que miden la productividad en base a horas trabajadas. Ejemplo, en el caso de las productoras de bienes, se divide el valor de su producción entre las horas laboradas; y en el caso de las prestadoras de servicios, se enfrenta el valor de la venta entre las horas efectivamente trabajadas.

El problema para aplicar estas dos fórmulas en México, es que todavía a la mayoría le sorprende si alguien les pregunta: Cuánto cuestas por hora? – Lo que dicho sea de paso- una prostituta sin temor nos contestaría.

Por último y para que hagan su conclusión sobre el tema. Las otras dos fórmulas son las que miden la productividad en grupo y en base al número de personas utilizadas para lograr la respectiva producción o venta.

Es decir, con estas fórmulas se mide idealmente unidades económicas; pues si la relación entre el valor producido (o vendido) y el número de trabajadores involucrados; aumenta, eso quiere decir que la productividad mejoró. Y si disminuye, la conclusión es que la unidad económica -la empresa- fue menos productiva.

Florentino Elizondo; Esq., CPA.
President & CEO
DEC / ICBA
Member of Allinial Global

Solicite ayuda de un experto en este tema:

Contáctenos

Oficina Monterrey Sur
Ave. Lázaro Cárdenas No.2944
Col. Mirador Residencial
Monterrey, N.L., México
C.P. 64910
(81) 1133-5787


Oficina Ciudad de México
Moras 604
Col. Del Valle
Del. Benito Juárez, México
C.P. 03100
(55) 5524-9938 y 5534-5820


Oficina Puebla
Avenida Juárez 2925, piso 22
Torre Corporativa JV
Col. La Paz
Puebla, Puebla, México
C.P. 72160
(222) 644-0866


Oficina Miami, FL, USA
300 71st Street, Suite 450,
Miami Beach, Florida, USA
C.P. 33141
+1 (305) 865-5664


Oficina Panamá.
Edificio Century Tower.
Piso 4, Oficina 401-77.
Vía Ricardo J. Alfaro.
Ciudad de Panamá, Panamá.
(507) 667-09792


Oficina Venezuela.
Avenida Sucre, Los Dos Caminos.
Centro Parque Bocoyá.
Torre Centro, Piso 11, Oficina 111
Caracas, Venezuela.
+58 (212) 285-9208