Tocan dividendos pero nos duele el impuesto

“Durante el mes pasado la asamblea de accionistas se reunió como todos los años para discutir los resultados de las empresas”. Fue el comentario que con descontento me hicieron recientemente los miembros de una familia de empresarios.

¿Pero porqué la cara?, les respondí rápidamen-te, pues como conozco el ritmo de la mayoría de sus compañías, estaba seguro que les toca-ron buenos dividendos.

“Pues ya sabes”, me siguió uno de ellos. “Pero con la reforma fiscal los dividendos que nos corresponden por el resultado del año pasado nos costará un 45% de impuestos; y la verdad, no sabemos ni que pensar”.

¡Me imagino!, pues además del incremento de la tasa personal al 35%, las compañías les re-tendrán un Impuesto sobre la Renta adicional por el 10% del monto de dividendos que les vayan a pagar a partir de 2014.

“¡Definitivamente!, de eso ya estábamos al tan-to, el problema es que no nos dimos tiempo para organizarnos financieramente y definir si verdaderamente requeríamos que los accionis-tas recibieran ese nivel de utilidad”.

Entiendo, pero ahora con independencia de lo que proceda respecto al resultado del 2014, les sugiero que por lo que quede del 2015; y en lo sucesivo, opten por alguna de las alternativas que en conjunto les hagan tres asesores.

“¿Tres asesores?”, cuestionó otro de los socios que participaba.

En efecto, les sugiero que antes del cierre de cada año se apoyen en un buen abogado, un buen contador y un buen analista de precios de transferencia.

Pues como saben, en lugar de permitir que las empresas al final del año generen cierto nivel de utilidad y por ley, les retengan un impuesto por “dividendos corporativos”; lo recomendable es, que celebren nuevas operaciones entre par-tes relacionadas y maximicen el nivel de con-traprestaciones entre las empresas y ustedes como accionistas.

Inmediatamente, interrumpió uno de ellos di-ciendo: “¿Te refieres al Estudio de Precios de Transferencia que se hace al final del año?”.

¡No exactamente!, ese análisis lo reciben a “to-ro pasado”; y a lo que me refiero es que dentro de este mismo año, se organicen para que los asesores de su confianza documenten jurídica-mente, financieramente y a valores de merca-do, los conceptos que mensualmente le estarán cobrando a sus compañías en lugar de los divi-dendos que les tocaría cuando termine el año.

“¡Okey, me queda claro!, pues con eso resolve-remos este asunto del impuesto adicional”. Contestó uno de los empresarios.

Es correcto, pero además de que ya no les do-lerá el impuesto al dividendo, le darán mayor congruencia al nivel de gasto que mantienen ustedes como individuos; e incluso, podrían llegar a aliviar otros temas a favor de su em-presa, como es el monto de la PTU.

Autor
Lic. y C.P. Luis Florentino Elizondo López
Subdirector General
Despacho Elizondo Cantú, S.C.

Solicite ayuda de un experto en este tema:

Contáctenos

Oficina Monterrey Sur
Ave. Lázaro Cárdenas No.2944
Col. Mirador Residencial
Monterrey, N.L., México
C.P. 64910
(81) 1133-5787


Oficina Ciudad de México
Moras 604
Col. Del Valle
Del. Benito Juárez, México
C.P. 03100
(55) 5524-9938 y 5534-5820


Oficina Puebla
Avenida Juárez 2925, piso 22
Torre Corporativa JV
Col. La Paz
Puebla, Puebla, México
C.P. 72160
(222) 644-0866


Oficina Miami, FL, USA
300 71st Street, Suite 450,
Miami Beach, Florida, USA
C.P. 33141
+1 (305) 865-5664


Oficina Panamá.
Edificio Century Tower.
Piso 4, Oficina 401-77.
Vía Ricardo J. Alfaro.
Ciudad de Panamá, Panamá.
(507) 667-09792


Oficina Venezuela.
Avenida Sucre, Los Dos Caminos.
Centro Parque Bocoyá.
Torre Centro, Piso 11, Oficina 111
Caracas, Venezuela.
+58 (212) 285-9208