De que se lo robe el gobierno me lo quedo yo

“Mejor me lo quedo yo”, dice el popular dicho para no pagar impuestos.
Al respecto les platico que de camino a Monterrey y durante un reciente vuelo que tomé procedente del DF, tuve la oportunidad de sentarme junto a un empresario y compartir perspectivas sobre cómo a partir de este año la gente dejará de utilizar ese popular dicho.

Entonces, mientras nos servía de tomar la azafata, le decía a esta persona que no hay duda que por años los empresarios y hasta las amas de casa han dicho que los problemas de México se centran en los altos niveles de corrupción de los políticos y gobernantes.

Sin embargo, y aunque en cierto punto tengan razón, en mi opinión es el débil nivel de crecimiento económico y la informalidad, los que originan otros múltiples malestares que incomodan a la sociedad, tales como el desempleo e incluso el alto nivel de inseguridad.

“¿Entonces, nosotros somos el problema?”, me interrumpió con un gesto de inconformidad.

Inmediatamente y con el ánimo de empatar ideas le contesté al empresario: Técnicamente el cuarenta y siete por ciento de este país es población económicamente activa, y el 60% por ciento de esa población se encuentra en la informalidad. Es decir, 18 de cada 100 mexicanos apuestan por hacer bien las cosas y 29 de cada 100 se amparan diciendo “de que se lo robe el gobierno, a que me lo quede yo,… Pues me lo quedo yo”.

¡Y es que es un hecho!, si bien es cierto, el grueso de la población económicamente activa que se levanta para darle un futuro digno a su familia, termina al final del día, con un sentimiento de que existe muchísimo por hacer en materia de transparencia; también lo es, que el Gobierno Federal ya dio muestra que esta totalmente convencido de que la única forma para que en la próxima década el país no caiga en los agudos problemas que a la fecha tiene Brasil, España, Grecia y Argentina, entre otros, es que todos apostemos por la productividad de las pequeñas empresas, éstas por participar adecuadamente del gasto público; y los gobernantes, sin lugar a duda, por administrar transparentemente y efectivamente los recursos públicos.

“Pues si es verdad lo que dices, y le sumas el bono demográfico que tendrá el país, ya me imagino el cambio que lograremos”, me decía el empresario ya con voz relajada.

Entonces, mientras el piloto daba el aviso de que comenzaría nuestro descenso; y por lo tanto, que abrocháramos nuestros cinturones, le dije: En efecto, y es que en la próxima década, México tendrá un impresionante bono demográfico y para 2020 lo que se advierte es que el 50% de la hoy población económicamente inactiva principalmente representada por jóvenes, se subirá al barco y generará que dos ter-ceras partes del país sean en ese momento la población económicamente activa, por lo que aproximadamente 70 de cada 100 mexicanos tendremos la oportunidad de hacer bien la cosas; y por consecuencia, de exigirle con todas sus letras a los gobernantes para que administren adecuadamente los recursos que aportamos.

“Okey, ahora entiendo, porqué tanto esfuerzo del gobierno por ponernos a declarar de forma electrónica, facturar de la misma forma e incluso próximamente a llevar la contabilidad por internet.

Y es que por lo que dices, la razón es simple, en la medida en que estos jóvenes que se subirán próximamente a la economía, y en general esas dos terceras partes de la población que comentabas; tengamos dos cosas: 1) información financiera en línea a través de la contabilidad electrónica y 2) una garantía representada por la factura electrónica; tendremos acceso a financiamiento simplificado y en lugar de estirar la mano para que papá gobierno venga y nos resuelva nuestros problemas, iremos nosotros como iniciativa privada con ideas emprendedoras a producir y competir con la calidad y los estándares que desde ahora exige el mercado, pero obviamente también, con una nueva actitud para exigir resultados de nuestros políticos y gobernantes.”

Autor
Lic. Luis Florentino Elizondo López
Subdirector General
Despacho Elizondo Cantú, S.C.

Solicite ayuda de un experto en este tema:

Contáctenos

Oficina Monterrey Sur
Ave. Lázaro Cárdenas No.2944
Col. Mirador Residencial
Monterrey, N.L., México
C.P. 64910
(81) 1133-5787


Oficina Ciudad de México
Moras 604
Col. Del Valle
Del. Benito Juárez, México
C.P. 03100
(55) 5524-9938 y 5534-5820


Oficina Puebla
Avenida Juárez 2925, piso 22
Torre Corporativa JV
Col. La Paz
Puebla, Puebla, México
C.P. 72160
(222) 644-0866


Oficina Miami, FL, USA
300 71st Street, Suite 450,
Miami Beach, Florida, USA
C.P. 33141
+1 (305) 865-5664


Oficina Panamá.
Edificio Century Tower.
Piso 4, Oficina 401-77.
Vía Ricardo J. Alfaro.
Ciudad de Panamá, Panamá.
(507) 667-09792


Oficina Venezuela.
Avenida Sucre, Los Dos Caminos.
Centro Parque Bocoyá.
Torre Centro, Piso 11, Oficina 111
Caracas, Venezuela.
+58 (212) 285-9208