¿Cómo implementar programas anti-fraude?

La gran mayoría exigen cambios ante la crisis del Estado de Derecho en México.

¡Y hacen bien, los que reclaman!, ejemplo el abogado Luis Manuel Pérez De Acha y Darío Ramírez quienes presentaron este mes de febrero una demanda de amparo contra la resolución del SAT donde les negaban la información que solicitaron respecto a las declaraciones fiscales de “La Gaviota”.

¡Cambios ante las “manchas de la corrupción”!, como dice la publicidad de Acción Nacional.

Pero en realidad y como precisamente todos queremos cambios, considero que lo primero sería preguntarnos: ¿dónde comienza la corrupción?. De hecho, deberíamos recordar que para que exista la corrupción debe haber corruptor y corrompido; y es la misma sociedad, la víctima de la ilegalidad de esos dos actores.

Al respecto les platico que la semana pasada me invitó a Puebla una empresa de capital extranjero, para darle una conferencia a cerca de 200 de sus colaboradores sobre cómo prevenir el fraude.

Obviamente comencé mi charla preguntándoles si alguien quería que México cambiara.

La respuesta fue obvia y el sí fue unánime. Pero lo que me pareció muy interesante fue que nadie estaba seguro de opinar cuando les pregunté por dónde comenzarían a ordenar este país si fueran Peña Nieto.

Entonces les dije que el bienestar social y el desarrollo económico nace en las microempresas y en los pequeños actos que todos los días hacemos como sociedad, pues indiscutiblemente en la curul de un diputado o detrás de un escritorio burocrático solamente se administra el esfuerzo que todos hacemos; y sin duda, mientras tengamos “cola que nos pisen” será muy complicado llamarles y castigarles como seguramente lo merecen.

Continúe mi charla preguntándoles a los que acompañaban si alguien de ellos quería que algo cambiara en la empresa.

¡Mi sueldo!, contestó uno de ellos, junto con la risa discreta de otros tantos.

Me parece perfecto, pero si te dan 5 minutos con el dueño de la compañía, ya te preguntaste ¿qué le vas a ofrecer para que te suba el sueldo?.

En resumen y después de una serie de comentarios que intercambié con este muchacho, les explicaba que debemos entender que antes de pedir cambios, lo que debemos hacer es cambiar primero nosotros. Y es que en relación a la pregunta del inicio de la conferencia, es claro que para exigirle al Gobierno y a personajes como “La Gaviota”, mayor transparencia en la administración de los recursos públicos, requerimos más mexicanos que no tengan cola que les pisen y puedan, como los abogados que se ampararon, reclamar y exigir lo que les corresponde.

Mientras tanto, y a nivel de los trabajadores y las empresas, es oportuno que reflexionemos el popular dicho: “tanto peca el que mata la vaca, como el que le agarra la pata”; pues es sorprendente que las estadísticas digan que el 80% de los fraudes que sufren las empresas, son cometidos por sus propios empleados.

!Y créanlo, no vengo a señalar a nadie!, sino más bien, a compartirles una serie de comentarios para que conozcan dónde comienza la ilegalidad y el impacto que nosotros mismos nos estamos causando; pues cuando los directores de esta empresa nos dijeron que desean implementar un “Programa Anti-Fraude”; les dije, que los pasos son 1) sensibilizar a las partes, 2) planear los objetivos del programa, 3) imple-mentar las políticas diseñadas, 4) evaluar los resultados; y estar al tanto de los indicadores, para 5) ajustar y realizar permanentemente cambios.
Autor
Lic. Luis Florentino Elizondo López
Subdirector General
Despacho Elizondo Cantú, S.C.

Solicite ayuda de un experto en este tema:

Contáctenos

Oficina Monterrey Sur
Ave. Lázaro Cárdenas No.2944
Col. Mirador Residencial
Monterrey, N.L., México
C.P. 64910
(81) 1133-5787


Oficina Ciudad de México
Moras 604
Col. Del Valle
Del. Benito Juárez, México
C.P. 03100
(55) 5524-9938 y 5534-5820


Oficina Puebla
Avenida Juárez 2925, piso 22
Torre Corporativa JV
Col. La Paz
Puebla, Puebla, México
C.P. 72160
(222) 644-0866


Oficina Miami, FL, USA
300 71st Street, Suite 450,
Miami Beach, Florida, USA
C.P. 33141
+1 (305) 865-5664


Oficina Panamá.
Edificio Century Tower.
Piso 4, Oficina 401-77.
Vía Ricardo J. Alfaro.
Ciudad de Panamá, Panamá.
(507) 667-09792


Oficina Venezuela.
Avenida Sucre, Los Dos Caminos.
Centro Parque Bocoyá.
Torre Centro, Piso 11, Oficina 111
Caracas, Venezuela.
+58 (212) 285-9208