2015 Cambio de época para la visión empresarial

Recientemente un joven emprendedor de la Universidad de Monterrey, me preguntó sobre cómo veía la situación financiera del país para 2015; y en su caso, qué le recomendaría para llevar exitosamente su pequeño negocio.
La verdad, en lugar de responder directamente, preferí hacerle una serie de comentarios y regresarle de alguna forma las mismas preguntas, para que él fuera, el mismo que se respondiera y entendiera así de fondo que su debút como empresario coincide con lo que algunos llamarían “un cambio de época”.

Entonces, como sus preguntas tenían dos enfoques distintos, es decir el macro y el microeconómico; le dije para primero centrarlo en estos dos escenarios; lo siguiente:

En general, ¿Qué resumen tienes o haz escuchado sobre los avances de México en el 2014?.

“No mucho”, me contestó con cierta timidez. “Sólo que durante el año pasado a México no le fue muy bien que digamos en términos de productividad, que el Gobierno Federal publicó once reformas estructurales, nuestros ingresos petroleros se fueron a la lona, que Hacienda está bien perra y que la inversión internacional está en juego por la percepción nivel de inseguridad”.

Sonreí brevemente y continué diciendo: ¡Muy bien!, creo que a nivel macroeconómico tienes una fotografía relativamente completa.

Ahora, como nuevo empresario, ¿cómo crees que esto te afecta?. Y cambiando el seño como si fuera economista en jefe de algún Banco importante, me contesta: “Pues mira, las ante-riores generaciones tuvieron suerte de hacer negocios a través de evadir al fisco, mirar sólo para adentro y que les importara un cacahuate si su patrimonio lo construían dentro del mun-do de la ilegalidad… Pero creo que para mi caso y el de mi empresa, las cosas ya son diferen-tes”.

¿Diferentes?, reviré con rapidez y lo presioné para que me ampliara su respuesta.

“Sí mira, y si le aprendí bien a mis maestros, lo que pasa es que en las últimas cuatro décadas el grueso de las empresas y los políticos crecie-ron con la informalidad, comprando facturas, llevando doble contabilidad, escondiendo el patrimonio en cuentas a nombre de la mucha-cha pensando que nunca los podrían ubicar”.

¡Pero concretamente!, entonces, ¿sientes que como empresario tienes que cambiar?… y su ágil respuesta: “No sólo yo, todos”.

Tomé la palabra, pues era momento de trans-mitirle algunos datos y ayudarlo a que hiciera su reflexión final.

¡Es correcto!, la corrupción e inseguridad son dos factores que por años han debilitado el ritmo de la macroeconomía nacional; sin em-bargo, el desempeño económico de cualquier país depende de sus empresas. Y no hay duda, los bajos niveles de productividad y competiti-vidad a nivel microeconómico, tiene origen en la informalidad de las empresas.
De ahí que aunque lenta, la implementación de la contabilidad electrónica, la publicación de listas negras en el portal del SAT, las reglas anti-lavado, el combate al contrabando en las fron-teras, las recientes investigaciones a los aho-rradores a través del intercambio de informa-ción con el sistema financiero doméstico e in-ternacional, la eliminación de las reglas de ex-patriación anónima de capitales y el requisito generalizado de la factura electrónica; me ha-cen pensar, que las acciones que inició el Go-bierno Federal forman parte de un gran plan maestro para resolver de raíz el problema de la informalidad.

De hecho, y no sé que pienses, pero en mi opi-nión a partir de este año el enriquecimiento inexplicable de los empresarios por no haber declarado, será indefendible por los abogados; y es un hecho, que las autoridades a partir de 2015 comenzarán a aplicar la denominada “dis-crepancia fiscal”.

El joven me interrumpió y asintiendo con su cabeza, me contestó: “Es cierto, estamos ante un cambio de época”.

Autor
Lic. Luis Florentino Elizondo López
Subdirector General
Despacho Elizondo Cantú, S.C.

Solicite ayuda de un experto en este tema:

Contáctenos

Oficina Monterrey Sur
Ave. Lázaro Cárdenas No.2944
Col. Mirador Residencial
Monterrey, N.L., México
C.P. 64910
(81) 1133-5787


Oficina Ciudad de México
Moras 604
Col. Del Valle
Del. Benito Juárez, México
C.P. 03100
(55) 5524-9938 y 5534-5820


Oficina Puebla
Avenida Juárez 2925, piso 22
Torre Corporativa JV
Col. La Paz
Puebla, Puebla, México
C.P. 72160
(222) 644-0866


Oficina Miami, FL, USA
300 71st Street, Suite 450,
Miami Beach, Florida, USA
C.P. 33141
+1 (305) 865-5664


Oficina Panamá.
Edificio Century Tower.
Piso 4, Oficina 401-77.
Vía Ricardo J. Alfaro.
Ciudad de Panamá, Panamá.
(507) 667-09792


Oficina Venezuela.
Avenida Sucre, Los Dos Caminos.
Centro Parque Bocoyá.
Torre Centro, Piso 11, Oficina 111
Caracas, Venezuela.
+58 (212) 285-9208