Aerolíneas: Más cerca de Yellow Cab que de ser Uber

Este fin de semana, después de dos días de trabajo visitando clientes en la ciudad de Houston, Texas; llegué aproximadamente a las once de la mañana al Aeropuerto George Bush para tomar mi vuelo de regreso a la ciudad de Monterrey.

“¿A dónde viaja?”, me preguntó un cuanto acelerada la promotora de la aerolínea que atendía en ese momento el mostrador.

Luego, apenas le iba a responder, cuando continuó diciendo: “Lo que pasa es que el vuelo de Monterrey está demorado y probablemente salga hasta las nueve de la noche”.

Imaginen mi cara desencajada; y entonces, de inmediato pensé mis opciones desde tomar alguna ruta aérea alterna hasta literalmente rentar un coche y manejar hasta la frontera.

¡En fin señorita!, le contesté: Yo entiendo que esto no es su culpa, pero necesito que me diga con claridad cuánto tiempo realmente esta demorado el vuelo y si en realidad saldrá hoy, porque de esperar diez horas en el aeropuerto, prefiero rentar un coche y manejar hasta mi casa.

“La verdad es que no hay hora de salida y sólo nos ordenaron que les dijéramos eso”.

¡Simplemente increíble!. De ahí mi comparación de las aerolíneas con Yellow Cab y no con Uber.

Y es que cuando llegué a Houston y me dirigía a mi hotel, me tocó tomar el típico taxi amarillo con el conductor rudo, el taxímetro que solo ellos saben qué le pican para dar el famoso “banderazo”; y al final, que te digan que sólo te aceptan efectivo y se queden con el cambio.

Por el contrario, internamente en Houston me moví a través de la aplicación de Uber, con la que sin problema sabía antes de ordenar el servicio de taxi: cuántos minutos tardarían en pasar por mi, el nombre del conductor, sus placas y lo más importante, la calificación que los clientes le han dado al chofer por la calidad de su servicio.

¡Transparencia!, eso es lo que le falta a todas las aerolíneas.

Y tristemente, lo peor del caso es que es un vicio que padecen muchas empresas, que a través de dar información a medias, venden productos o servicios que quizá valgan la pena; pero no se dan cuenta, que la insatisfacción que provoca el engaño es algo que simplemente el cliente ya no perdona.

No hay duda, es momento de estar al tanto no sólo de la calidad y el precio que le ponemos a nuestros productos o servicios, es tiempo de ayudar al cliente a que su experiencia de consumo sea inmejorable. ¡Lo cual, créanme!, lo lograrán cuando se propongan a abrir todas las cartas de su juego sobre la mesa de sus clientes, empleados y proveedores.

Solicite ayuda de un experto en este tema:

Contáctenos

Oficina Monterrey Sur
Ave. Lázaro Cárdenas No.2944
Col. Mirador Residencial
Monterrey, N.L., México
C.P. 64910
(81) 1133-5787


Oficina Ciudad de México
Moras 604
Col. Del Valle
Del. Benito Juárez, México
C.P. 03100
(55) 5524-9938 y 5534-5820


Oficina Puebla
Avenida Juárez 2925, piso 22
Torre Corporativa JV
Col. La Paz
Puebla, Puebla, México
C.P. 72160
(222) 644-0866


Oficina Miami, FL, USA
300 71st Street, Suite 450,
Miami Beach, Florida, USA
C.P. 33141
+1 (305) 865-5664


Oficina Panamá.
Edificio Century Tower.
Piso 4, Oficina 401-77.
Vía Ricardo J. Alfaro.
Ciudad de Panamá, Panamá.
(507) 667-09792


Oficina Venezuela.
Avenida Sucre, Los Dos Caminos.
Centro Parque Bocoyá.
Torre Centro, Piso 11, Oficina 111
Caracas, Venezuela.
+58 (212) 285-9208